jueves, 15 de octubre de 2009

El "elogio de la lentitud" ¿Volveremos a los ritmos de Sancor?

video

Esta publicidad de Sancor fue un hito en la década del 80. Adultos y jóvenes se sintieron convocados por una narrativa que envolvía al receptor a partir del sentido colectivo que transmitía, más allá de su evidente intención comercial, propia de toda publicidad.

¿Podemos imaginar hoy un éxito con una publicidad de este estilo? En primera instancia, arriesgo a decir que dificimente... hay una construcción discursiva a modo de relato, con una cadencia y un tiempo que hoy pueden resultar quizás aletargado, hay que esperar demasiado para que se produzca el significado, de acuerdo a los tiempos en los que hoy suele consumarse un mensaje televisivo, más al ritmo de videoclip. El sentido se concentra cada vez más en unidades mínimas de tiempo, escribió el filósofo Paul Virilio ya en los años 90.

Pero ojo, hay verdades consumadas que se desmienten en su puesta en práctica... y muchas vanguardias artísticas y culturales han surgido precisamente a partir de ciertas rupturas con los códigos de época. Quizás algún publicista se anime y logré causar impacto... Incluso, hay actualmente un movimiento que impulsa el "Elogio de la lentitud", tal como el periodista canadiense Carl Honoré tituló su libro, un verdadero éxito editorial. El sentido siempre se construye hacia adelante...

No hay comentarios:

Publicar un comentario